jueves, 28 de mayo de 2009

BAJO LA VIEJA LUNA

Bajo la vieja luna, con el sonido de hojas secas y en el bolsillo un pedazo generoso de razón ….alguien avanza lento, en calma; corazón abierto, mirada clara, cuerpo liviano; vaga ya hace muchas noches infinitos arreboles. En mis manos dulzón, juguetea el discreto deseo de amarte. Mi canto suave, a mi paso distrae las últimas hojas de los árboles, las alas vencidas de los pájaros de invierno. Así voy día y noche, en mis senos espigas del alba, en mi ombligo y un poco más abajo el bostezo oscuro, de un trozo de eternidad. Amor que no veo, amor que demoras nuestra cita a ciegas; no distraigas tu paso, no limites tus sentidos, amor sin tiempo, porque al recorrerme, al adentrarse en mi /es huirse de los caminos. Esta noche, amor, estaré recostando sueños y caricias, en el apacible sauce llorón; allí, amor, donde huele a glicerinas descaradas /en nuestro bosque inexistente. NAMID AMADOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada