martes, 17 de enero de 2012

LAS COPLAS. COLOMBIA. UNO





La palabra copla deriva del Latín copulam,  que significa enlace, unión o acoplamiento, es la acomodación de un verso con otros para formar una estrofa. La copla es un enlace de versos que hacen un comentario breve y generalmente humorístico sobre diversos temas: amor, religión, el campo, el matrimonio, los oficios, noticias, etc.
Este tipo de composición es parte de la herencia cultural que nos dejó España y sus raíces se pierden en el origen de nuestra lengua, esto no significa que la copla sea un tipo de composición versificada exclusiva del idioma español. La copla corriente se hace para ser dicha pero también puede ser cantada y recibe el nombre de canta.
Las coplas se prestan para muchas actividades, hasta para duelos, pero no a muerte sino duelos de copleros donde uno dice una primera copla y el otro debe responderla sin salirse del tema. Según la región (en Colombia) este enfrentamiento cambia de nombre: contrapunteo en los llanos orientales, trova en Antioquia y el eje cafetero y  en la Costa Atlántica. Por lo general se forman dos bandos y se acompaña el duelo con trago y comida, pierde el coplero que no pueda responder a su rival y el bando vencido paga la cuenta. Se sugiere uno de estos duelos en la popular canción vallenata “la gota fría”: “Acordate Moralitos de aquel día que te fuiste en Urumita y no quisiste hacer parada”. Carlos Vives transformó este término por parranda que no estaba en el original.

CARACTERÍSTICAS GENERALES
1.     En resumen, una copla es una estrofa de cuatro versos
2.     Con rima consonante y
3.      De versos heptasílabos u octosílabos que pueden rimar uno y cuatro, dos y tres, uno y tres, dos y cuatro  o todos.
4.     Si tienen nueve o más sílabas poéticas no es copla aunque tenga cuatro versos. En otros términos (ver rima y métrica de este mismo autor): abab, abba, aabb, aaaa.
5.     Las coplas en un 90% son campesinas. Por saber que esto va a ser leído en otros países acomodo el habla provinciana. Son picarescas y la mayoría con mucho humor.
6.     Los campesinos dicen en las coplas lo que callan en la vida; estás les sirven para criticar a quien sea. Pero también son un instrumento de conquista de sus amores y de alabanza religiosa.
7.     En este ensayo, que no agota el tema, daré una muestra de algunas variedades de coplas recogidas en muchas fuentes, principalmente en mi contacto con los que las hacen…

En la coplería colombiana las coplas populares son innumerables y los estudiosos han hecho diferentes clasificaciones; de estas extraigo las más usadas:
1.     Por tema: ya ese dijo antes, hay coplas amorosas, románticas, religiosas, humorísticas, políticas, satíricas de los oficios, los animales, el campo, la naturaleza, los juegos, etc.
Pero vamos a los ejemplos.
·       Coplas de animales.


Esto me dijo una polla
Del corral de doña Ester
Hágame pronto un nidito
Que yo ya quiero poner.

 Igual que el cucarachero

Es la mujer de mi hermano
Pues canta como un jilguero
Y gruñe como un marrano

Golondrina voladora
Quiero ser en tus aleros
Y mirar para tu alcoba
Cuando estés en puros cueros

La pícara de la Paula
Le dijo a José Sarmiento
¡Qué feliz vive la jaula
Con el pajarito adentro.

¿Por qué lloras tortolita
Con tan amargo pesar?
¿No sería que allá en la orilla
Te pusiste a tortoliar?

Madrugan los copetones
En el cerezo a cantar;
Y ven la cara que pones
Cuando sales a orinar.


·       Coplas de verduras:


Te daría prendas bonitas
Y todito mi  cariño
Por esas dos naranjitas
Que tienes en el corpiño.

La mujer y la guayaba
Son de la misma calaña
No alcanzan a madurar
Llega un pájaro y las daña.

Más que alverjas y que habas
Que son de tanto alimento
Me engordan a yo las babas
De la niña Sacramento.

Yo vide ayer dos zapotes
De puntica colorada
Cuando estaba la Dolores
Bañándose en la quebrada.

El mango y la luna´e miel
Son dos que andan de yunta
Es poco lo de comer…
Pero es mucho lo que se unta.

Calabazas y pepinos,
Me daba mi novia Ester…
Y yo al fin le di dos chinos
Pa´que deje de joder.




·       Comidas y golosinas:


Con yucas, guiso y cebolla,
Las monjitas de San Juan
Se comieron ya la polla
Tan grande del capellán.

Ayer cuando anochecía
Mientras venían los abuelos
Me ofreció la novia mía
Un bizcochito con pelos

Cuando le dije a Asunción
Que me diera bocachico
Me mostró el bagre jetón
Con pelos en el hocico

Voy a hacer una fritanga
Con las hijas de don Blas
Yo pongo chorizo y papas
Que ellas pongan lo demás.


·       Coplas de animales:



Estaba estudiando un día
El conejo su lección
Y el burro al verlo decía
Que animal tan orejón.

 Los hombres son los ratones
Y las mujeres el queso,
Y el matrimonio la trampa
Que les agarra el pescuezo.

El conejo le va a hacer
Un trabajo a su parienta
Y le ta rogando al burro
Que le preste la herramienta.

Yo no soy perro ni chivo
Y si me tratás tan feo,
Vas a darme algún motivo
Que alzo la pata y te meo.

Don Pantaleón Jaramillo
Topó en la selva dos liones,
Y le dio tanto culillo
Que se mió en los pantalones.

Ya casi ta pa´montar
La potranca ´e las arrietas,
Pues ya se deja rascar
Las verijas y las tetas.




·       CULEBRAS Y OTROS BICHOS
La culebra ponzoñosa
A garrotazos se mata
Pero otras, más peligrosas
Hay que matarlas con plata.

La pudridora picó
Un día a mi suegra Aniceta,
Y ahí mesmo se le pudrió
A la culebra la jeta.

Ya esta picao ´e culebra
El pobre de Juvenal,
Pues ta tragao de esa negra
Que es una taya coral.

·       COPLAS DEL PURO CAMPO

Al maíz lo jodió el verano
Y a la papita la gota,
Por eso tamos esta año
Con la familia empelota.

Me hizo encargos la fulana
Pero no me dio con qué
Al que encarga y no da lana
De eso mismo se le tree.

Esta noche sí, mi vida
Que apenas rayen las doce,
Tu mamá ya está dormida
Y el perro ya me conoce.

Ese chino tan zoquete
Dejó pasar la ternera
Ella se mamó la leche
Y el niño su garrotera.



2-     Por la primera estrofa. Esta agrupación recoge las coplas de acuerdo con la forma de su comienzo; las que más se utilizan son:
·       Allá arriba en aquel alto…

Allá arriba en aquel alto
Tengo una mata de´uyama
Cada vez que subo y bajo
Le treigo dos a mi mama.

Allá arriba en aquel alto
Tengo un marrano amarrao
Cada vez que subo y bajo
Me hace un gesto el condenao.

·       Al otro lado del rio…

Al otro lado del río
Mataron un elefante
De las tripas le sacaron
El chofer y el ayudante.

Al otro lado del río
Asaron una ternera
A mí no me dieron nada
 Porque era la de mi suegra

Al otro lado del rio
Cocinaron un marrano
Y la cara era igualita
Parecida a su hermano

·       Esto fue lo que sacamos…

Esto fue lo que sacamos
De las fiestas de Ubaté
Las naguas a media pierna
Y el chino igualito a usté

Esto fue lo que sacamos
Por andar por el atajo
Un sedón el hijuemadre
Y un buen jarro de refajo

·       Ayer pase por tu casa…
Ayer pasé por tu casa
Y te vi moliendo arepas
No pude tener la risa
De verte mover las tetas.

Ayer pasé por tu casa
Y un tejo de oro perdí
Hoy de nuevo regresé
Y con el mismo tejo di.

·       Esto dijo el armadillo…

Esto dijo el armadillo
Subido en un arboloco
Ni me subo ni me bajo
Ni dejo subir tampoco.

Esto dijo el armadillo
Metiéndose en su cueva
Que tendría ese chamizo
Que me rasguñó una güeva.

En Colombia se han hecho comunes unas falsas coplas que no cumplen con los requisitos de las coplas tradicionales. Se dice que son coplas porque tienen cuatro versos pero no tienen rima consonante y muchas veces tampoco tienen sentido y su objetivo es hacer reír, algunos las llaman “coplas cojas”:
Ayer pase por tu casa
Me tiraste un portafolio
Y aunque tú no me lo creas
A mi bastante me dolio.

Era tan gorda Sofía
Y su gordura tan fofa
Que sentarse no podía
En el inmenso sofá.

Al otro lado del rio
Había dos toros peliando
El uno era colorado
Y el otro salió corriendo.

Ayer pase por tu casa
Y me tiraste un ladrillo
Mañana vuelvo a pasar
Porque estoy construyendo.

Las coplas son una parte importante de nuestra herencia cultural, tal vez su origen lejano este en arabia pero son comunes en todos los países de habla hispana y, me atrevo a afirmarlo, en los países con lenguas derivadas del latín también deben ser parte del legado cultural.
También hay adivinanzas en estructura de copla, por lo general son maliciosas, de doble sentido, por ejemplo:
Llego a mi casa
Cojo a mi moza
La siento en las piernas
Le rasco la cosa
     (La guitarra)

Las mujeres por su gusto
Se mandan romper el cuero
Las bolas quedan colgando
El palo tapa el agujero
(Los aretes)

Dos pares  tiene la vaca
La mujer un solo par
Sean corticas o sean largas
Las mueven al caminar
(Las patas)

En libros escrita está
Como santa y muy doncella
Pero a la hora de la verdá
Todo el mundo abusa de ella
(La ley)

En muchos artículos termino diciendo que el lector puede agregar lo que desea relacionado con el tema. Pues esta vez no es la excepción, el tema es interminable y todos los países tienen su propio bagaje de estrofas llamadas coplas. Me limité a Colombia y si se fijan bien, son coplas de la Región Andina. Pues por ahora doy por terminada la primera parte, en la segunda  me meto en todas las regiones y en otros países.

Edgar Tarazona Angel

7 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Interesante y divertido Edgar, me guardo el enlace para seguir visitándote. Gracias amigo. Kevin

    ResponderEliminar
  3. muy bueno de rememorar las coplas antiguas de nuestros abuelos... son divertidas... felicito al recolector de esta cosecha de coplas..

    ResponderEliminar
  4. FLORENCIO NIÑO BOLÍVAR3 de julio de 2013, 20:25

    SOY FLORENCIO NIÑO BOLIVAR... MI CEL ES EL 3103492252, Y ACTUALMENTE ESTOY ESCRIBIENDO COPLAS QUE RECOJAN EL SENTIR DE CAMPESINOS, AMAS DE CASA, JORNALEROS, Y DEMÁS, PARA TENER MÁS DE NUESTRO FOLCLOR... VIVO EN DUITAMA Y CUALQUIER COSA LLAMENME CUANDO NECESITEN COPLAS DE DIVERSOS TEMAS Y CHARLAMOS.... LA INTENCIÓN ES PUBLICAR UN LIBRO CON ESTE MATERIAL... YA HÉ SEMBRADO MAS DE MIL SEMILLAS Y ESPERO RECOGER SUS FRUTOS..

    ResponderEliminar
  5. muy mala pa que vean que yo las digo con el alma de mi tierra llanera

    ResponderEliminar
  6. muy mala pa que vean que yo las digo con el alma de mi tierra llanera

    ResponderEliminar