jueves, 28 de mayo de 2009

REINCIDENTES DE UNA FIJACIÓN CICLICA

Amamos con el profundo deseo de fusión, Ser uno en el Otro, con el Otro, dentro del Otro. Amamos para conjurar nuestra propia orfandad, nuestro cielo gris, de estar separados del Otro; para hallar en el Otro, la otra parte, que cerque el río infinito donde morimos a cada instante. En los momentos más delirantes, devoramos las fronteras más oscuras del tiempo / ilusión de perpetuar gestos, palabras, sudores, del goce “eterno”. Ya de vuelta en la propia orilla, el vértigo de nuestra soledad, nos envuelve en la náusea de imposibles. NAMID AMADOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada