lunes, 18 de mayo de 2009

UN SUEÑO

Eres un sueño dorado Que se mete en mis noches eternas. No sé quien eres o que haces, a quien amas, a quien dices: ¡Vete al diablo! Eres un sueño dorado Que flota en mis inquietudes, silente, pausado y traicionero. Me alborotas los instintos... todos. Todos los instintos, especialmente los bajos y perversos. Eres mi sueño dorado, a veces tierno refulgente y etéreo pero no me dejas en paz. Y no te digo adiós Porque eres lo que soy En el espejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada