martes, 21 de septiembre de 2010

ABRIENDO HERIDAS


Recibimos heridas a lo largo del tiempo,
Esas laceraciones sin sangre que deja el mal de amor
Y no aprendemos.
Encontramos la paz… y, a veces, el olvido
Y uno de esos amores ya ido
Retorna  para encender un fuego
Que ya estaba extinguido.
Aparece como un mal sueño
O, tal vez, una pesadilla
A trastornar el presente tranquilo
Y atormentar las emociones…
Nada es igual al recuerdo
Los amores viejos son viejos
Y los nuevos amores pasarán también
Porque al final… todo queda cubierto
Con el manto del olvido

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada