miércoles, 21 de enero de 2015

LA INCREÍBLE HISTORIA DEL HOMBRE QUE DESCUBRIÓ QUE TODAVÍA NO EXISTÍA


Entro a una biblioteca gigantesca. 

La biblioteca está desolada.

 Busco el sitio de la poesía.

Leo mi nombre en el lomo de un libro delgado.

 Leo también seis palabras que lo titulan.

 Leo el nombre de la editorial que lo publicó.

No lo tomo para leerlo porque todavía no lo escribo.


ESTA es una corta e increible historia escrita por mi
 amigo y exalumno Sergio Marentes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada