jueves, 30 de junio de 2016

PERIODISTA DE DIA Y PROSTITUTA DE NOCHE


Amanda Goff, una reconocida periodista australiana confesó hace unos días en el programa televisivo de Jamie Thomas, Sunday Night, que llevaba una doble vida durante un periodo largo para poder mantenerse económicamente.
Aunque la presentadora de noticias del Canal 7 australiano, ya había expresado su doble vida en 2012, esta vez reveló más detalles en el programa de entrevistas, Goff comentó que su doble vida inició luego de separarse de su esposo hace cuatro años, aceptó que a ella siempre le atrajo la vida sexual y la industria del sexo y luego de llevar una vida aburrida, decidió probar suerte con una fantasía sexual, el cobrar por tener sexo.
Así que se dedicó a darle un estatuto a su nueva profesión y ocupó su tiempo libre como dama de compañía de altos ejecutivos en Sidney. Su primera experiencia sexual la marcó, pero desde ese momento ella se transforma en las noches utilizando un seudónimo llamado: ‘Samantha X’. Confesó que durante su primer encuentro sexual cobró 450 dólares (más de un millón de pesos) en lugares muy selectos de Australia.
Luego de un tiempo, decidió independizarse del prostíbulo en el que se encontraba trabajando y pasó a ser una prostituta VIP, “Me acostaba con menos hombres a los que les cobraba más”, confesó la periodista en Sunday Night. Amanda llegó a ganar  hasta 5 mil dólares por noche (unos 15 millones de pesos colombianos).
Luego de que saliera a luz su secreto, Goff indicó que ni su ex esposo ni su familia han reaccionado de la mejor manera por su doble vida, pues dudan del ejemplo que le pueda dar a sus dos hijos que son menores de edad. “Todavía son chicos, ellos saben que su mamá es “especial”, comentó la presentadora.
Ahora se dedica de llenó al noticiero. Además señaló que ha recibido mensajes ofensivos por dar a conocer su secreto y aunque ya no ejerza en este momento la prostitución, no descarta volver a su oficio si algún día le apetece.

TOMADO DE  Kienyke Kienyke

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada