miércoles, 1 de junio de 2011

EL LOCO Y LA CUERDA





El hombre estaba loco, de eso no había duda. Su familia hizo lo posible para sanarlo y recurrió a todos los tratamientos posibles sin resultados apreciables, de manera que lo dejaron a la buena de Dios.
En verdad el tipo no estaba loco, era diferente y eso daba como resultado que los seres humanos lo catalogaran de orate pero, tanto le repitieron su condición de insano que terminó por creerlo y se comportaba de manera acorde con los parámetros de la locura… hasta que encontró una respuesta.
De tanto deambular de uno en otro especialista apoyado por su familia, cuando esta le retiró el apoyo, recordó una hermosa psiquiatra y a ella fue en busca de la sanación. Esta le sugirió conseguir una pareja estable para compartir su vida, en otras palabras le recetó AMOR.
Decidido a conseguir una mujer con sus cinco sentidos y la cabeza  bien puestos, decidió enamorar a la profesional y utilizó todos los argumentos a su alcance incluida parte de la fortuna de su familia, la que le correspondía como herencia. La doctora rechazó sus pretensiones de manera amable y le dijo que buscara en el mundo otra dama digna de sus requerimientos, lo malo es que él estaba encaprichado hasta la raíz del pelo y no aceptó la respuesta de esa mujer tan cuerda.
Pocos días más tarde, lo encontraron bamboleándose en su cuarto colgado de una bella cuerda nuevecita…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada