martes, 24 de mayo de 2016

ASI CELEBRABA PABLO ESCOBAR LA MUERTE DE LOS LIDERES DEL PAIS

© Proporcionado por Kienyke Pablo Escobar y Popeye

Jhon Jairo Velásquez Vásquez, más conocido con el alias de ‘Popeye’, el lugarteniente más famoso de Pablo Escobar y uno de los pocos que queda vivos después de haber purgado 23 años de cárcel, a través de un canal de YouTube se ha dedicado a narrar parte de su vida como guardaespaldas y jefe de sicarios del capo.
En uno de estos videos Popeye habla ampliamente de Escobar y las formas en que el narcotraficante celebraba los diferentes hechos que lo rodeaban.
Popeye dice que los cumpleaños del ‘patrón’ siempre fueron celebrados. Cuando no era perseguido por el gobierno las fiestas de cumpleaños se celebraban por todo lo alto en la Hacienda Nápoles.
A estas reuniones, donde había de sobra licor y droga, así como mujeres bellas, asistían los grandes narcotraficantes de la época y los más reconocidos bandidos cuenta el exjefe de sicarios.
Popeye también dice que en las fiestas privadas del capo nunca faltó la música en vivo de las agrupaciones o cantantes de la época. Entre otros, en las rumbas de Escobar, contrataron a Juan Piña, La Sonora Matancera con Celia Cruz, Joe Arroyo, Los Visconti y muchos más.
En medio de la guerra que Escobar libró contra el estado y sus autoridades, cuando lo estaban buscando por cielo y tierra, tampoco dejó de celebrar su cumpleaños. Para él era un fecha especial. Popeye dice que escondidos en las caletas y con bajo perfil también celebraban con una pequeña torta, sin licor y con música a bajo volumen. Pablo Escobar era un hombre melómano, dice su lugarteniente. El capo utilizaba la música para relajarse, pensar, tomar decisiones y obviamente celebrar.
A Escobar le gustaba escuchar la música de los años 60, entre sus cantantes favoritos estaban Nino Bravo, José José, Leo Dan, Raphael. Velásquez Vásquez también narró que cuando Escobar estaba relajado, cuando las cosas marchaban bien, fumaba marihuana y repetía una y otra vez la cación ‘El Preso’, de Fruko y sus Tesos.
Popeye sabía que Pablo Escobar iba a pasar algo muy “delicado” cuando escuchaba que el ‘patrón’ reproducía en la grabadora el tango ‘Sangre maleva’, de Óscar Larroca. “Me le acercaba y le decía patrón ¿qué va a pasar? “No pregunte ‘popeyito’… no pregunte”, le respondía Escobar.
Escobar no celebraba los envíos de cocaína, pero mientras el país lamentaba la muerte de los líderes que él mandaba asesinar o los atentados terroristas, según lo contó ‘Popeye’, Escobar tenía una manera especial de festejar estos hechos.
Tan pronto se conocía que los sicarios cometían el crimen ordenado, Pablo Escobar ponía en la grabadora el tema ‘Chiquitita’ de Abba, el único grupo de música americana que el capo escuchaba, y le ordenaba a su lugarteniente traerle una cerveza y un cigarrillo de marihuana, contó Popeye.
Escobar se fumaba medio “marihuano”, se tomaba la cerveza y Popeye se ponía a contarle chistes, a hacerlo reír, mientras que Colombia, como lo dice el dicho, lloraba sobre la sangre derramada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario