martes, 17 de mayo de 2016

PABLO ESCOBAR Y URIBE HACEN QUEDAR MAL A SANTOS


Articulo tomado de KIENYKE


Cuando un operativo sale bien, “perfecto”, como diría Ingrid Betancourt, las autoridades y los gobiernos de turno sacan pecho y dan declaraciones en todos los medios de comunicación.
Los calificativos de sus golpes a la delincuencia ahora también son publicados hasta por las distintas redes sociales y sus afanadas ganas de dar a conocer sus logros los hace, muchas veces, decir o escribir hechos y/o referencias que no son ciertas, las cuales son llamadas mentiras por un sector de la población, otros les dicen ganas de sobresalir y otros les dicen torpezas.
El más reciente gran golpe a los delincuentes fue anunciado con bombos y platillos por el presidente Juan Manuel Santos, y su ministro de defensa: nueve toneladas de cocaína que comandos ‘Bloque de Búsqueda’, comandos de Antinarcóticos y ‘Junglas de la policía incautaron en el Urabá Antioqueño, una gran caleta de ‘coca’ que pertenecía, según las autoridades, al ‘Clan Úsuga’.
El operativo, que inició a las seis de la tarde del pasado sábado, fue liderado en persona por el nuevo director de la policía, el general Jorge Hernando Nieto Rojas, quien calificó el resultado como “uno de los golpes más contundentes contra el crimen organizado’.
El final del operativo empezó a desarrollarse a las 6:00 de la mañana del domingo. En ese momento 50 comandos de la Policía Nacional, respaldados por dos helicopteros Black Hawk, irrumpieron en una finca bananera de Urabá y allá ubicaron un vetusto quiosco.
Al levantar una capa de cemento quedó fue descubierta una caleta de 6,5 metros de largo, por 3,5 metros de ancho y con una profundidad de 2,5 metros. Su interior estaba forrado en madera. Dentro de la estructura se escondían 359 lonas repletas de cocaína de alta pureza.
El general Nieto reportó el golpe a su jefe directo, el ministro Villegas y este reportó a su también jefe directo, el Presidente Santos, quienes sin echarle un vistazo a la historia reciente del país y en su, al parecer, afán para demostrar ante la opinión pública contundencia contra la delincuencia, sacaron pecho gracias a la policía y salieron a decir a los cuatro vientos y en sus redes sociales que este, su golpe, había sido el más grande en la historia del país.
“Felicitaciones @PoliciaColombia: operativo en Turbo incautó la mayor cantidad de droga en la historia. Golpe contundente a criminales”, trinó el presidente de la República, Juan Manuel Santos.
“Felicitaciones a nuestra @PoliciaColombia. Incautado al ‘Clan Úsuga’ es más grande cargamento de coca de la historia”, escribió en su Twitter el ministro Villegas.
“Falso de toda falsedad”, la misma frase que ha utilizado el Presidente Santos en algunas oportunidades hay que recordársela en esta oportunidad.
La mayor incautación de cocaína ocurrió en el gobierno del presidente Álvaro Uribe, cuando la Policía Nacional estaba el general Jorge Daniel Castro Castro. Ocurrió el 14 de mayo de 2005 en zona rural de Tumaco (Nariño). En este operativo, calificado aún como la más grande incautación que se haya producido en toda la historia de Colombia, se lograron incautar 15,1 toneladas de ‘coca’. Esta incautación fue avaluada en su momento por $800 mil millones. La caleta donde se incautó la droga pertenecía al ‘Bloque Libertadores’ de las Autodefensas. También, según la policía, había cocaína que pertenecía al Frente 29 de las Farc y a narcotraficantes del norte del Valle.
En 1984 ocurrió uno de los primeros grandes golpes contra el narcotráfico. En Tranquilandia, el más grande complejo de producción de coca de los capos Pablo Escobar Gaviria, Carlos Ledher y Gonzalo Rodríguez Gacha, ubicado en Antioquia, se incautaron 13,8 toneladas de cocaína que fueron avaluadas en más de 1.000 millones de dólares.
A Santos también se le olvidó que siendo ministro de Defensa e informado por él mismo en abril de 2.007, la Armada Nacional y el extinto DAS lograron incautar varios bultos de ‘coca’, los cuales pesaron 13,2 toneladas. Este alijo se encontró en Pizarro, Chocó.
En octubre de 2008, en el puerto de Barranquilla fueron incautados dos camiones repletos de cocaína. La droga estaba lista para ser enviada a México. La droga incautada pesó 10,5 toneladas. Según los reportes periodísticos, este cargamento era propiedad de Daniel ‘el Loco’ Barrera y valía unos $390 mil millones.
Otras 10 toneladas de cocaína se hallaron en abril de 1991. En esta oportunidad la policía antinarcóticos una caleta de seis metros de largo por cuatro de ancho ubicada en la hacienda Manaos, en Montería (Córdoba).

Aunque el golpe perpetrado el pasado fin de semana contra la banda criminal es muy bueno y es histórico, no fue el más grande que han dado las autoridades, es más no es ni el segundo, no está ni dentro del top cinco de las más grandes incautaciones que se han efectuado en Colombia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada