jueves, 9 de junio de 2016

LIQUIDAN TIENDAS DEL GURU DE LAS DIETAS JORGE HANE


Luego de la millonaria sanción por publicidad engañosa impuesta por la Superintendencia de Industria y Comercio a Jorge Hané y su Reduce Fat Fast, Supersociedades ordenó la liquidación de la firma en Colombia.
Según el diario El País de Cali, “Mediante Auto 430-008819 de junio de 2016, la Supersociedades decretó la apertura del proceso de liquidación judicial pues durante el proceso de sus acreedores laborales demostraron la terminación de sus contratos de trabajo y el cierre del domicilio social de la sociedad”.
Jorge Hané Laboratories Colombia S.A.S, había iniciado el pasado 11 de marzo un proceso de reorganización luego de la sanción de 708 millones de pesos y, en su momento, informaron que “la situación de caja de la compañía era extremadamente limitada, como consecuencia de la disminución en ventas derivada de los problemas de publicidad”.
La promotora encargada por la Supersociedades, María Inés Fonseca, recalcó que: “El proceso de reorganización  nunca pudo ser atendido en el domicilio de la empresa, lo que afectó su trabajo de verificación correspondiente a los créditos, contratos, facturas, títulos valores, contabilidad, libros oficiales y demás informes fundamentales para el reconocimientos de la acreencias”.
De igual forma el Superintendente Francisco Reyes Villamizar manifestó que: “el proceso de reorganización está diseñado para empresas que sean viables con miras a lograr su recuperación, es necesario conocer de primera mano los reportes contables y financieros de la misma”.
Por lo anterior, el Superintendente informó que debido al incumplimiento de estos reportes se decidió dar inicio al proceso de liquidación inmediata conforme a la Ley 1116 de 20016 a Jorge Hané Laboratories Colombia S.A.S.
Finalmente, Supersociedades dijo que la firma “no podrá volver a realizar operaciones propias de su objeto social y únicamente podrá desarrollar los actos necesarios tendientes a la inmediata adjudicación del patrimonio”. Además, dentro de los cinco días hábiles siguientes, la compañía tendrá que entregar al liquidador los libros de contabilidad y demás documentos relacionados con sus negocios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada